Amigos de APA

Una importante categoría que vuelve a estar presente en la institución

Lic. Daniel Omar Antar

  1. 
Como lo señala la Lic. Moreau, Lucía Inés (2005): “Son conocidos como “Amigos de APA” un grupo de personas interesadas en aprender y en contribuir a la difusión del psicoanálisis. Este grupo de amigos está reconocido desde el estatuto de constitución de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) en 1942 y funcionó ininterrumpidamente hasta 1967, retomando su actividad en 1979 hasta la actualidad. Se considera que tuvieron un fuerte impacto en la difusión del pensamiento psicoanalítico (…) Amigos de APA” se fue consolidando como un puente de intercambio entre el psicoanálisis y un ambiente intelectual y cultural sensible y receptivo… “Se percibe su presencia como modelo (marca de agua) en los movimientos de divulgación, grupos de estudio, grupos de investigación y la creación de escuelas que han proliferado a partir del trabajo fecundo de importantes psicoanalistas formados en APA (…) Eventos y organizaciones como “Amigos de APA” colaboraron en la importante divulgación del psicoanálisis. Ese movimiento puede ser entendido como una trama de “macramé” que se fue tejiendo en los bordes de la institución APA.”[xii].
  2. Entendemos que recrear ese espacio hoy, es un modo de volver a encontrar un puente que ligue el psicoanálisis como ciencia amplia, a la sociedad en la que se desenvuelve y en la que ha sabido ganarse un importante lugar. El psicoanálisis es como alguien dijo alguna vez, una ciencia básica de la que tan sólo el método clínico es una de sus múltiples aplicaciones. Como ciencia del inconsciente, tiene mucho que decir acerca del funcionamiento mental individual, que lo sabemos, al mismo tiempo es también vincular. Por lo tanto el psicoanalista puede, y en cierto modo debe, dar cuenta de un compromiso que trasciende las fronteras de su consultorio, para animarse a ser un interlocutor válido, abierto y sensible a las diversas manifestaciones de lo cultural. Mucho tiene entonces, para participar del encuentro con el arte en su diversas manifestaciones; con la hiper-complejidad tanto del bienestar como del malestar social; con el trascendente ámbito de la educación; ante los efectos traumáticos de situaciones diversas de catástrofe, etc.
  3. Es muy posible que el espacio “Amigos de APA” no sólo implique un puente de articulación al afuera de la institución, con la trascendencia que por sí mismo ello tiene, sino que al mismo tiempo, también implique un renovado vínculo hacia el adentro mismo de aquella; tal como si dijéramos algo así como: “es muy lindo que generemos nuevos “amigos” (léase interlocutores), pero también sería muy importante, que primero lo podamos hacer entre nosotros mismos”. En tal sentido, serán amigos de APA todos aquellos colegas que realicen en APA una actividad en los grupos de investigación y de autor, contribuyéndose así, a potenciar y difundir lo que hacen; como así también lo serán todos aquellos miembros que de uno u otro modo quieran participar de las actividades propuestas.
Entendido de ese modo, “Amigos de APA” puede llegar a ser un “interesante espacio transicional institucional”, un espacio de potencial creatividad, capaz de hacer circular las relaciones –tal como lo pensaría un Winnicott- “adentro-afuera”, permitiendo así, dar lugar a un intercambio fecundo y renovador.
  4. De ese modo, “Amigos de APA” puede aspirar a constituirse –y la memoria de nuestra institución lo atestigua- en un polo de convergencia del quehacer prolífico y multifacético de nuestros miembros, de nuestros grupos de trabajo, de nuestros departamentos, etc., de cara al afuera (convocando a interlocutores válidos de lo cultural) y de cara al adentro (convocándonos a participar y contribuir).
  5. Finalmente, pero no por eso en último lugar, “Amigos de APA” puede constituirse en un potente y fecundo semillero de profesionales que encontrando en la institución APA, un lugar de alojo, contención e intercambio, aspiren a formarse como psicoanalista en ella.
  6. Recrear ese espacio hoy, es abrevar en un poderoso dispositivo lo que supimos construir a lo largo de décadas -que sintomáticamente se disipó en las brumas de la institución sin que haya un claro testimonio del por qué-, e intentar con ello buscar el reflejo socio-cultural que redunde en un entusiasmo para todos.
Coordinador

Coordinador

  • Lic. Daniel Omar Antar

Secretaria

  • Dra. Haydée Kohan

Integrantes

  • Lic. Viviana Srugo
  • Lic. Leonor Schwadron
  • Lic. María Cristina Griffa