Día de la mujer- por Patricia Alkolombre

El día de la mujer, es un día para celebrar!!!!! un día para avanzar en las reflexiones sobre sus avances y logros pero también sobre aquello que persiste en las distintas formas de relaciones de poder y continuar profundizando su estudio.

Podríamos decir que la presencia de un día que conmemore a la mujer da cuenta de un cambio de posición en la cultura occidental, marcando una diferencia.

Desde la historia, en su larga permanencia en el mundo privado –dentro de los confines del hogar- fue dando lugar a su inclusión más activa en el mundo público. Se suele decir que el
siglo XX fue el siglo de la mujer. Este cambio trajo muchos efectos, entre ellos un creciente interés y desarrollo en temas de mujeres y planteados desde las mujeres en distintas áreas:
en el plano del arte, de la ciencia en general, en la política y en la economía.

Hoy en día, a más de cien años de esta fecha inaugural podemos abrir algunas reflexiones. No caben dudas que se han ampliados los campos en los que la mujer interviene en el mundo público en distintas esferas: política, económica y de la cultura en general. Han sido muy grandes los avances en el campo de la salud, desde el acceso a la anticoncepción con la “era de la píldora” hasta el empleo de técnicas reproductivas que le permiten a la mujer ampliar los horizontes en los proyectos de maternidad.

Sin embargo estos avances coexisten con otros rostros de la mujer que dan cuenta de espacios de una extrema vulnerabilidad y desigualdad y en los cuales parecería que
el tiempo está detenido dentro el entramado social. Me refiero a la presencia de femicidios, trata de mujeres, violaciones, una legislación en suspenso sobre el aborto que trae como efecto la muerte de un número muy grande de mujeres, además de un problema sanitario.

Los contrastes entre los avances logrados que abrieron paso a las mujeres en muchas áreas de la cultura al ampliarse sus derechos y posibilidades, coexisten con vínculos y relaciones de poder alienantes, tanto a nivel conyugal como en el entramado social. Lo cual nos muestra la necesidad de continuar pensando y trabajando activamente en estos espacios que denotan una realidad compleja en la cual persiste el sedimento de años en los cuales la diferencia entre hombres y mujeres estaba dada por sentada culturalmente.

El 8 de marzo se celebra el día de la mujer, una fecha que ubica en el calendario una marca histórica de la presencia femenina en la defensa de sus derechos laborales. Se lo denomina también el día internacional de la mujer trabajadora y fue proclamado hace poco más de un siglo -en 1911-. El objetivo de esta celebración fue promover la conciencia de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, incluyendo el sufragio femenino, otorgándole un lugar dentro de la vida política y económica.

El psicoanálisis hoy, -a más de un siglo de sus inicios-, toma en cuenta la compleja trama vincular y cultural en la que se desarrollan los procesos de subjetivación en hombres y mujeres.

Podemos decir que en estas intersecciones se ubican las matrices de la constitución de la subjetividad.

Lic.  Patricia Alkolombre. (APA) Psicoanalista, miembro titular de APA, enlace del Comité de Mujeres y Psicoanálisis de la IPA, autora del libro Deseo de hijo. Pasión de hijo Compiladora y coautora de Travesias del Cuerpo Femenino.