El crimen de Villa Gesell: el verano en que la violencia como espectáculo invadió las redes sociales