Todo sobre mi diván

23/05/2017. Horario: 13:00 a 14:30

Conferencia del Escritor y Humorista RUDY.

El martes 23 de mayo fue el anunciado encuentro con el humorista Rudy, invitado por el Departamento de historia, quien generosamente nos hizo reír con su inteligente mirada sobre el Psicoanálisis de la vida cotidiana. Una gran placer compartido entre colegas. Gracias Rudy.

Monólogo de “Rudy” en la Asociación Psicoanalítica Argentina.

El Departamento de Historia de psicoanálisis de la APA tiene el honor de presentar a Rudy: humorista, escritor y comediante. Destacamos de la riqueza de su actividad lo siguiente:

Trabajos humorísticos en medios:

  • Desde 1987 Coautor del chiste de tapa del diario Página/12, junto a Daniel Paz, con quien comencé a publicar trabajos conjuntos en 1982 en la revista Hum® y entre 1984 y 1988 en “El periodista de Bs As” .
  • Desde 1989 a la fecha, en coautoría con Daniel Paz, el chiste de la última página de la revista semanal Noticias.
  • Desde 1987 coordino el suplemento semanal de humor Sátira/12
  • Desde 1987, escribo columnas humorísticas para Página/12
  • Desde 1992, columnista del quincenario Acción (Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos)

Trabajos en monólogo, stand up commedy y otros espectáculos (Autor y protagonista)

  • “Rudy for vicepresident” estrenado en octubre del 2008,
  • “Arrabaleros, mesclium de humor, tango y parodias musicales” junto a Silvana Gregori, 2009-2010,
  • “Rudy ´parcialmente descremado” , estrenado en diciembre de 2010, y representado en 2011
  • Multisoquete ( Con Silvana Gregori)
  • “No es tan distinto”, con Ada Grinmbaum, Liliana benveniste y Adrián Mirchuk, humor y canciones judías ( 2011)
  • “Rudy a la carta” 2012 -2014
  • “ Todo sobre mi diván”, En Clasica y Moderna en 2013 y 2014
  • “Todo sobre mi diván 2015”
  • Todo sobre mi divan recargado. (2016)
  • La revolucion de la alegríua ( 2016)
  • Monologos y obras En la actualidad
  • Diez años hablando solo (2017) Todos los cuartos sabado de cada mes en el café MOntserrat
  • Una nochecita en idish ( humor- en castellano- y canciones en idish Con Zulema Benveniste)

Participación en tevé

  • En televisión colaboración en los guiones del programa de Tato Bores, desde 1990 hasta 1992,
  • Libretista de Kanal K (el de los muñecos) en 1991 y 1992
  • colaboración en los guiones de peor es nada, 1993
  • Autor e inteprete de monólogos de humor (ocho), en el programa Mitomanías Argentinas, que se transmitió por el canal Encuentro, en julio y agosto 2014, y se puede ver por Internet
  • Autor e interprete de monologos de humor en Economia Política ( conducido por Roberto Navarro). 2016 C5N

En radio

  • La alternativa ( Con José Eduardo Abadi y Titi Isoardi) 2002-2008, y 2012

Ultimos libros publicados

  • La pesada gerencia (resistiendo con humor) Colihue 2017
  • Sigmund Freud: Vida y Milagros (biografía humorística de Freud) Galerna, sept 2014
  • LO mejor de Buffet Freud ( antología), Ed Pronombre, mayo 2014
  • Buffet Freud responde ( el libro de las preguntas. Galerna, 2013
  • Odiar es pertenecer ( reedición), con ELiahu Toker, Ediciones B; 2013
  • Buffet Freud, edicao atualizadisima. A. Zagadoni Ed, Sao Paulo, 2012 ( En portugués
  • Libertad ¿Libertad? ¡libertad! , con ilustraciones de Iñaki, Ministerio de Desarrollo/Min de educación de la Rep. Argentina, 2011

Algunos de estos libros pueden encontrarlos con Marcos el librero de APA


Dr. José Treszezamsky: En este periodo invitamos a representantes de la relación recíproca entre el psicoanálisis y la cultura, y uno de los característicos es el invitado de hoy que por sus antecedentes, por no decir prontuario, con el humor con el psicoanálisis y con los títulos de la larga bibliografía escrita por él que incluyen: “Buffet Freud I”, “Buffet Freud II”, “Vida y milagro de Sigmund Freud” es el primer tomo, porque como Jones promete algunos tomos más. Además es un interesado en la historia, historia de la Argentina, historia del siglo XX… para nosotros es un placer enorme tenerlo acá. Rudy es una persona muy generosa por eso aceptó venir. Y de alguna manera teniendo en cuenta todo un ícono del psicoanálisis como es el diván tituló esta conferencia “Todo sobre mi diván”. Le preguntamos a Rudy si quería que lo presentara alguien en particular, y él mencionó a Jorge Canteros con quien los une una relación muy particular así que cedo la palabra… con mucho dolor cada vez que cedo la palabra.

Dr. Jorge Canteros: vamos a ver cuanto de dolor podes aceptar. Quiero agradecer a José y a Marcelo por invitarme a que yo lo presente. Voy a hablar un poco de por qué Marcelo me eligió y de lo que yo pienso que Marcelo logra, que Marcelo nos trasmite. El recorrido que tiene Marcelo y algo que él siempre fue. Logra hacer el humor su práctica. Ese humor tiene algo de curación, es una curación que él ejerce. Yo lo conozco a Marcelo desde quinto grado, yo fui su maestro. Rudy: por eso me dice Marcelo.

Dr. Jorge Canteros: tengo una foto de él de esa época pero no la voy a mostrar. Luego Marcelo estudió también medicina, él cursó muchos estudios y eso se ve en ese humor que rescata de lo judío esa sabiduría, y algo de ese chico que yo conocí se ve, y está presente en él. Marcelo estuvo en alguna fiesta de fin de año de la APA, y hay que decirlo siempre muy generosamente, y siempre compartió con nosotros y nos hizo disfrutar de su humor, y desde ya que él toma todo eso que Freud nos enseñó respecto del humor.
Rudy: es cierto que yo fui a escuela judía y luego ambos caímos en la educación pública, yo como alumno y Jorge como docente. Hace ya unos cuantos años…
Quiero empezar por agradecer a José, y es cierto que no es la primera vez que vengo a esta institución. La mayor parte de la gente me conoce por Rudy pero me llamo Marcelo, es una cosa de doble personalidad que tengo. Es un placer estar aquí con ustedes. Yo no vine aquí para dar una charla seria, no podría hacerlo realmente, sí para hablarles un poco desde el humor sobre cosas que tienen que ver con el psicoanálisis. Yo hago monólogos, el último que estoy haciendo se llama “diez años hablando solo” y me refiero a muchas cosas, por un lado hace muchos años que vengo haciendo monólogos y a diferentes lugares donde yo me puedo sentir solo. Se que ustedes están acostumbrados a escuchar gente recostada, también están acostumbrados a escuchar gente sentada, hoy me van a escuchar a mi parado. Yo prefiero hacer los monólogos parado.
Lo único que les voy a decir en serio en serio, les agradezco a todos que me estén escuchando. Yo creo que el problema esencial del siglo XXI es lograr ser escuchado. Para mí es buenísimo que ustedes me estén escuchando. Voy a ser sincero. En los shows yo suelo preguntar si hay algún psicoanalista en la sala, acá no tiene mucho sentido que lo haga. Les voy a contar una pequeña infidencia: en los shows también muchos levantan la mano porque muchos de los que vienen a verme son psicoanalistas, entonces empecé a preguntar si había algo que no sea psicoanalista en la sala, tampoco lo hago más. Les explico por qué . Hay una situación medio de malaria, entonces estamos entre marzo y diciembre, temporada de caza de pacientes con lo cual si alguno levanta la mano diciendo que no es psicoanalista se va del show con 5 tarjetas lo menos. Les voy a explicar esto. Para mí que haya varios psicoanalistas que te estén escuchando es el paraíso del neurótico, y que haya varios psicoanalistas escuchando y que no les tengas que pagar es el alta. Yo, este jueves no porque es 25 de mayo pero el siguiente cuando tenga sesión va a ser la última. Yo le voy a decir “che ya conseguí un montón que me escuchen”. Les voy a hacer una confesión, hace poco estuve en la EOL hablé 5 minutos y me dijeron “che, tres sesiones estuviste”. Yo soy un poquito antiguo, todavía creo en las sesiones que duran mas de tres minutos. Para mí es muy bueno que haya tantos psicoanalistas escuchándome y sobre todo porque son mucho más que el promedio de gente que me escucha, ustedes ya pueden inferir que el promedio de gente que me escucha es de una sola persona: mi analista. Y como también pueden inferir le tengo que pagar para que me escuche. Saben que está bueno eso, está muy bien que mi analista me cobre por escucharme, porque las cosas que yo le digo yo tampoco las escucharía gratis.

… Y fui a buscar un psicoanalista que fuera bien del campo, este era del campo freudiano. Me pasaba algo, porque tenía como una cosa, yo entraba como que me volvía como una cosa que no soy yo. Me acomodaba un sombrero que yo no me había puesto., un pañuelo que tampoco recordaba haber llevado, sonaba una especie de música así como de milonga y con una voz que yo no creo que fuera la mía yo le decía:

“dígame usted licenciado
¿qué significa este sueño?
Porque por más que me empeño
no encuentro el significado.
Soñé que yo estaba al lado
de una morocha de aquellas
que era un minón cinco estrellas
que acelera el corazón
y apareció otro chabón
que al final se fue con ella.”
Y el tipo también se acomodó un sombrero que yo no le había visto antes, el pañuelo y con una voz que tampoco recuerdo que fuera la de él, me decía:
“ya le interpreto ese sueño
de la morocha traidora
de la que usted se enamora
pero ella tiene otro dueño.
Sabemos desde milenios
que los sueños de ese tipo
nos remiten al Edipo
que a todo el mundo acompleja.
La morocha era su vieja,
y su viejo el otro tipo” .

Bien, pero yo me había leído el Martín Freud de punta a punta. Y yo sabía que un analista que da consejo no era análisis ,es terapia de apoyo. Entonces dije “¿por qué me voy a buscar un analista del campo si yo soy muy porteño a mi me gusta el tango”. Entonces fui ayer. Fui a buscar un analista bien, bien porteño. Atendía acá a unas cuadras: Corrientes 348, segundo piso ascensor, no había portero ni vecino…

…Yo les dije al principio que lo único que era en serio y que les iba a decir lo difícil que es ser escuchado en este momento. Por eso lo que les propongo ahora es para los que tengan ganas que me hagan alguna pregunta. Finalmente les agradezco mucho. Yo suelo decir en los shows ‘buenas noches y muchas gracias’ acá no corre les voy a decir ‘buenos días y muchas gracias’.

Dr. José Treszezamsky: voy a decir algunas palabritas antes de que le hagan las preguntas. Yo estuve leyendo libros de Rudy desde hace muchísimo tiempo. Mi familia toda lo conoce. Mi hijo mayor es un admirador suyo y Rudy generosamente apareció proyectado en una pared el día de su casamiento deseándole felicidades. Marcelo es humorista y es generoso. Generoso con su humor, lo desparrama a todos aquellos que nos acercamos a él. El humor de Rudy tiene algo especial que me hizo acordar al libro de Freud “psicopatología de la vida cotidiana”. Es un libro con poca teoría pero imprescindible para el que quiera ejercer la profesión. Al leerlo los analistas jóvenes se vuelven atrevidos en sus interpretaciones. Sorprende , agarra a las resistencias con la guardia baja, dando golpes certeros, como los chistes de Rudy. Quiero decir que oírlo a Marcelo o leerlo nos anima a sacar más provecho de nuestro propio inconsciente en la utilización de esa fuente de placer que nos brinda el chiste. El trabajo de Freud y de Rudy es de un rescate de lo inverso: de la misma miseria del sufrimiento humano saca su riqueza. El departamento de historia de la APA lo invita porque es uno de los representantes de la historia del psicoanálisis a nuestro criterio. Un intercambio cultural que se da en pocos lugares del mundo. Rudy rescata el el tesoro escondido del pensamiento prehistórico, proceso primario y nos enriquece a todos. Y vamos a participar todos los concurrentes haciéndole preguntas. Para dar el puntapié inicial le voy a hacer una pregunta. Sabemos que algunos psicoanalistas tienden a ver que hay pacientes que no tienen representaciones propias. Usted que piensa: hay que prestarle representaciones, hay que alquilarlas o hay que venderlas.
Rudy: si vos me preguntas si un psicoanalista tiene que prestarle representaciones a un paciente yo lo que me preguntaría no es si le presta o no, sino con que intereses le presta. Como que depende del interés.

Público: me gustó mucho tu charla. Quería preguntarte ¿qué haces con el mal humor?
Rudy: me lo banco… dicen por ahí que los humoristas somos malhumorados y los que dicen eso tienen razón. Quiero decir que somos tan malhumorados que encontramos en el humor una salida a ese mal humor. A ver, yo suelo decir que … vos me preguntas por el humor y yo la respuesta la tengo desde el psicoanálisis . yo le agradezco a José haber mencionado el libro “Psicopatología de la vida cotidiana”.
El libro que yo suelo mencionar siempre de Freud es “El malestar en la cultura”. Lo menciono casi por el título. Los humoristas trabajamos justamente en el malestar, no quiere decir que creamos que todo está mal, sino que lo que nos parece que está bien lo disfrutamos como cualquiera. Pero el chiste aparece en aquello que está mal. Cuando todo está bien el chiste no funciona. Cuando el teléfono funciona no hay chiste, salvo que quieras que en ese momento no funcione. El chiste es con lo que falla, con lo que falta, con lo que no anda. Yo siempre digo que los humoristas trabajamos de manera muy parecida a los psicoanalistas. Hay un chiste que yo cuando lo pienso me parece que es muy parecido a lo que un analista interpretaría. El chiste es muy simple. Es un tipo que tiene que tomarse un avión de Buenos Aires a Córdoba, llega tarde y se pierde el avión. Entonces agarra el celular, el whats up y le manda un mensaje que dice: “perdí el avión. Salgo mañana a la misma hora” y le responden: “No salgas a la misma hora que lo vas a volver a perder”
Los humoristas yo conozco son particularmente malhumorados… ¿vieron que en el monólogo yo les decía ‘pero yo consulto’? una forma si quieren de consultar , es una forma de salir de ese mal humor, de esa angustia, de esa ansiedad de ese miedo, de ese delirio… bueno lamentablemente del delirio no salimos con los chistes pero de las cosas más neuróticas sí. Quizás yo no creo mucho en esto de “me siento angustiado y voy a hacer un chiste”. No es algo voluntario, sino que es permitirse… yo no le voy a pedir a nadie que se ría, pero sí les pido que si les aparece una risa no la repriman. Y suelo decir que ya hace más de 100 años que se sabe que lo reprimido retorna, así que si ustedes reprimen la risa y no les sale por la boca, les va a salir por algún otro agujero del cuerpo. Así como les digo que yo no le pido a nadie que aplauda, pero sí les pido que si ven a alguien que aplaude no lo dejen sólo, porque esa gente se trauma llega a su casa y se siente mal. Entonces ¿qué hacemos con el mal humor? A veces no podemos hacer nada y sufrimos como cualquiera. Como los psicoanalistas. En ese punto a mi me pasa lo mismo que a cualquier persona. Tampoco voy a decir que somos los humoristas los únicos que tenemos al humor como recurso cuando nos pasa algo, en realidad la diferencia es que el humorista si no tiene humor no tiene laburo pero hay circunstancias que te angustian y que de pronto un chiste te permite salir, o te ayuda, pero no olvidándolo. Te permite salir incorporando el problema, no olvidándolo. Pero bueno aparece cuando aparece.

Dr. Federico Aberastury: ¿Vos crees Rudy que el humor ahorrar represiones? O sea que uno aparece más atrevido.
Rudy: yo no manejo tanto la teoría no conozco tanto al respecto.

Dr. Federico Aberastury: Lo dice Freud en “El chiste…”
Rudy: es que debe tener razón no le discuto… digo quizás sea así como lo dice. Si yo me lo pongo a pensar pienso que es una buena tranza con la represión. En lugar de decirlo así puedo decir por ahí es una buena salida de la represión. Te lo digo pero no te lo digo de una manera violenta. Yo no creo en el humor agresivo. Creo que donde hay agresión ya no es humor. Por lo cual si me hablan de los límites del humor, yo creo que el humor no tiene que tener límites pero el humorista sí. ¿cuál creo yo que es el límite? Principalmente lo agresivo. A mi me causa gracia por ejemplo cuando el más débil se ríe del poderoso, ya cuando el poderoso se ríe del débil, es una agresión. Por lo básico. Ese humor que lleva la agresión implícita yo lo pienso así: pienso que el humor tiene que ser algo que te pegue pero que no te duela si te duele… es otra cosa. En algún lugar me parece que sí que ahorra la represión.

Dra. Gilda Fox: por favor querría hacer una pregunta. “El chiste y su relación con lo inconsciente” el clima que genera el chiste es aliviador de algo que el sujeto que recibe el chiste algo sabe pero no lo puede manejar. Por eso el chiste es liberador, actúa, y siempre libera algún conflicto.
Rudy: pero ¿vos me estás diciendo que le estamos haciendo competencia desleal a los psicoanalistas? Yo estoy de acuerdo. Es cierto que el humorista te cuenta algo que vos sabías, si no lo sabés no te reís. Lo que pasa es que de pronto te enterás de algo que ya sabías, y eso te sorprende y te hace reír.

Dra. Gilda Fox: o te preocupa
Rudy: en general yo coincido con eso que decías del alivio que provoca.

Dr. Adolfo Benjamín: muchas interpretaciones suenan como un chiste.
Rudy: absolutamente. Yo recuerdo que hace más de 20 años yo estaba en una sesión y por supuesto yo creía que mis problemas eran los mas graves del mundo. Estaba hablando de mis angustias con mi psicoanalista y entonces el analista mira el cuadro de Freud y señalándome a mi le dice a Freud “este se cree que es original”. Si pasaron 20 años y yo me acuerdo de eso, aparte de que fue muy efectiva, a mi me produjo algo de alivio que me dijeran eso. Sin duda el chiste es aliviador igual que la interpretación. Estoy de acuerdo.

Público: creo que una de las condiciones más importantes, y en eso acuerdo con Freud, dice que el humor vence a la pulsión de muerte. El humor vence al superyó. Les voy a recordar algo que todos sabemos, el caso del condenado a muerte el día lunes y que dice “linda manera de empezar la semana”.
Rudy: me encanta que pongas al humor como triunfador. En una de las biografías que escribí, estuve cuatro años laburando para eso, se llama “Sigmund Freud vida y milagros”, uno de los capítulos dice: “he fracasado donde triunfa el paranoico”. A ver no se yo no lo pienso mucho en relación a triunfos y fracasos, porque por ahí uno no fracasa del todo ni triunfa del todo. No se si le gana al superyó, ojalá que sí, pero en todo caso le empata y van a penales. Por ahí le gana territorio. Por ahí es un momento en el que le gana.

Dr. Jorge Canteros: le gana el partido pero no el campeonato.
Dr. Federico Aberastury: una de las cosas esenciales del amor, digo del humor, es poder reírse de si mismo.
Rudy: del amor también es poder reírse de si mismo. Yo no lo creo mucho al humorista que no se ríe de si mismo. Es como el analista que nunca se analizó. Pero en el amor también hay que reírse de si mismo.

Lic. Marcela Dalverme: te hago una pregunta personal. ¿qué dijo tu mamá cuando dejaste de ser su hijo el doctor?”
Rudy: no se dio cuenta… te voy a contar que pasó. Lo del doctor es una exageración. Tenía que ser profesional. Pero ¿qué pasó? Yo tenía claro que a mi como humorista me iba a ir mejor que como profesional. Entonces mi mamá que es odontóloga de toda su vida, y laburaba muy en el barrio. Entonces lo que empezó a pasar cuando empecé a estar en el diario en Página 12 es que venían los pacientes y le decían “che que bueno este chiste que hizo tu hijo” y eso ayudó, fue un contrapunto donde esa idea que ella tenía de la profesión le venían otros a mostrarle desde otro lado. De todas manera esto pasó cuando yo ya tenía un hijo, en Página cuando él tenía un año y yo ya hice el salto. Y por otra parte fue como cuando tuvo que aceptar que naciera. Tuvo que aceptar que me fuera de su casa a los veintitantos años. Mi mamá hoy tiene 90 años y por ahí a pesar de que yo la llame igual ella me dice “no llamas no venís”. Eso es algo que tengo que aceptar yo.

Dra. Azuzena Tramontano: mientras estabas hablando pensé por que las paginas de humor van siempre al final del diario. Y quería saber si tenés alguna idea al respecto. Después me respondí algo yo que es que por ahí da una salida de la destructividad a la productividad. Porque tiene un lugar muy de cierre.
Rudy: pero fíjate una cosa, mi chiste en Página 12 sale en la tapa. Yo hago dos cosas en Página 12 el chiste de tapa y el suplemento de humor que sale en el medio los sábados. En la contratapa hay una sola tira que es la de Miguel Rep, que es más de artista plástico. Supongo que eso de que pongan el chiste en la página final al lado de los crucigramas y a veces al lado de la información de las farmacias de turno supongo que tiene que ver con la sensación que no es actual, que es un poco tradicional, y de la gente que dice “bueno ya terminé de leer el diario ahora voy a leer quien se casó si me tengo que comprar una aspirina adonde voy y ya que estoy me río un poco”. Ese humor tradicionalmente el de la última página, en general no es un humor sobre la actualidad. Ya no, pero hasta no hace mucho vos te podías encontrar chistes de náufragos, de suegra. A mi no me parece mal que hagas un chiste de náufrago si lo actualizas. El náufrago de hoy está hablando con el celular. Pero eran esos chistes antiguos, absolutamente impersonales, faltos de actualidad. Hoy en día esas páginas de atrás ya no son así. Cuando digo actualidad no me refiero solamente a la política puede ser las costumbres, los deportes, o lo que a mi me gusta que es la política mezclada con un poco de todo, con los deportes, la economía las costumbres mezclada con los espectáculos, todo eso hace una buena ensalada que sería la actualidad. Nosotros con Daniel Paz hacemos un chiste que va en la tapa del diario y tiene que ver con una actualidad más política porque está al inicio del diario. Forma parte de los titulares. A mi a título personal me encanta que en cualquier diario haya humor a lo largo del diario, además ese humor tiene que ver con las cosas que están pasando, porque sino lo leés hoy o dentro de tres años y es el mismo chiste. Es más, hasta los chistes que la gente cuenta no es el mismo chiste… cuando yo era chico estaban de moda los chistes de Jaimitos. Eran chistes que se referían a pibes muy inocentes, de esos que había que avivar. ¿qué pibe hoy en día le pasa eso? Hoy en día los pibes ya vienen con una información, a mi gusto con exceso, a veces eso es desinformación por exceso.

Dr. Jorge Canteros: quería decir algo de Rudy. Eso de cargarse a si mismo justamente de parte de él nos ayuda mucho, porque él se pone en juego, él se ríe de si mismo. Me parece también que nos lleva a los analistas a sacarnos del lugar de seguridad, es casi una interpelación a los psicoanalistas de ponerse en un lugar junto a los pacientes. Me llamó la atención en relación a los chistes políticos. Igual se hacen en torno a los que siguen cierta ideología . hay chistes políticos que son mas dificiles de compartir. Como que tienden hoy a eso que dice hoy de la grieta.
Rudy: esa palabra yo no la comparto. Igual me hiciste tres preguntas. La primera te agradezco, yo creo que sí que nos ponemos en juego. Ponerse en juego es estar presente ahí. Tampoco le creo al analista que no está presente ahí. Me encanta que vos me digas eso de la interpelación. Yo soy un fana de la pregunta, yo siempre desde el judaísmo pretendí que en lugar de la estrella de David fuera un signo de pregunta. Me parece que es pertinente. Uno de los rituales que más me gusta a mi es en la fiesta de pesaj, la pascual judías, es las 4 preguntas. Eso es lo esencial. Cada uno tiene su versión. La palabra grieta no me gusta, es una palabra que inventó un periodista que no quiero mucho tampoco y tuve el disgusto de conocer, pero les digo por qué no me gusta. Porque grieta suena a algo que estaba unido y de golpe se fue agrietando y separando. Yo creo que la historia argentina y la historia del mundo, esas separaciones existieron siempre, y tampoco son dos lados, son quinientos mil. Desde ese lugar el chiste político. Depende de lo que sea un chiste político. A mi el chiste que me gusta es el que trata de hacer una pregunta. Primero no hay chistes a favor, nunca. Si ustedes piensan que algo funciona bien no haces chiste con eso. Y el chiste que a mi me gusta desmitifica aquello que parece que funciona bien. La palabra ideología tiene como mala prensa, dejémosla de lado. Voy a usar otra que es lo mismo que ideología. Es seguramente punto de vista, todo el mundo lo tiene. Es imposible que cualquiera que pregunte algo no lo haga desde su punto de vista. Porque el vaso yo lo veo desde acá y vos desde allá aunque es el mismo vaso. Yo tengo una vieja cosa, donde yo digo que creía que la filosofía era algo así como estudiar a Kant, Sartre, y ahora digo no, filosofía es “sucede conviene”. Como es esto por ejemplo que los fondos buitres se queden con mi plata, si sucede conviene. Entonces me dijeron que era yo el que no entendía nada entonces me dijeron que tenía que acordarme de eso que el optimista el vaso lo ve medio llego y el pesimista lo ve medio vacío y yo dije “bueno el economista lo ve medio chico, y el paranoica cree que el vaso lo ve a él y el psicoanalista no ve al vaso sino lo escucha, así podría seguir. El obsesivo lo limpia lo limpia y lo guarda, sin agua, cuenta las gotitas” pero digo es imposible que no haya un punto de vista. Ahora si uno cree que porque alguien tenga otro punto de vista ya no lo puede escuchar y ya no puede compartir es otra cosa. A mi no me gustan esos chistes, y perdonen que me vuelva lacaniano, esos chistes que en lugar de ser preguntas son certezas. Eso no me gusta lo diga quien lo diga y desde donde lo diga. Ahora lo que también pasa por esta cosas mal llamada grieta, es cuando se dice “este está ahí y diga lo que diga lo dice desde ahí”. Bueno es aquel que no quiere escuchar lo que dice el otro. Justamente de esto hablábamos cuando venía para acá. Porque yo puedo decir que en un mismo diario puede haber gente que baja línea con certezas y yo no le creo nada y otra gente que formula preguntas.

Dr. José Treszezamsky: muchas gracias Rudy.

  • Facebook: Rudy Rudaeff /Marcelo Rudaeff/ Rudy ( figura pública)
  • Twitter: @humoristarudy

Ubicación

APA

Dirección:
Rodríguez Peña 1674
CABA (C1021ABJ)
Argentina

Convoca

  • Departamento de Historia

Departamento de historia del psicoanálisis “Dr. Celes Cárcamo”

  • Coordinador: Dr. José Treszezamsky
  • Secretario: Dr. Adolfo Benjamín
  • Miembros: Dra. Ana María Quintá de Cothros; Lic. Ana Aberastury; Lic. Claudia Edith Mizrahi; Dr. Federico Aberastury; Lic. Marcela Valentina Dal Verme; Dra. Marta Elena Fatone de Velloso