¿Qué dicen a través de sus dichos?

27/08/2019. Horario: 1:00 pm - 2:30 pm


Abierta a la comunidad, Actividad no arancelada


Ubicación: APA


Convoca



  • Dr. Roberto Ileyassoff: Entrevista o sesión de pareja. Supervisión de un material clínico.
  • Coordina: Dra. Silvia Piskorz.

Síntesis:

Es más conveniente que alguien, cuando busque a la pareja de su vida, no se haga la idea que va a entrar al paraíso. Eso los preparará para comenzar dicha búsqueda aceptando la pérdida de su paradisíaca ilusión, para luego ganar algo que pueda parecerse más a una realidad satisfactoria aunque no tan perfecta, ni tampoco un infierno. (ver epígrafe)

De este modo, al no contrastar constantemente su realidad con sus ilusiones de perfección, podrá acceder al laborioso trabajo de ensamblaje que poco a poco los hará llegar a algo sólo parecido a un paraíso.

La tolerancia al malestar en la pareja tiene que ver con el posicionamiento del sujeto en relación a su propio goce, es decir frente a su propio sufrimiento. El nivel más primordial de la constitución del sujeto es su relación con su modalidad de goce que es tanto la causante de su placer como de su displacer y su sufrimiento.

“Allí donde sufres, gozas” sería la frase que podría usarse tanto para dar cuenta del concepto de masoquismo primordial en Freud, como para dar cuenta del concepto de goce en Lacan según JA Miller en su seminario “Los Signos del goce”).

Lo que hace que los sujetos construyan pareja es la buena imbricación del síntoma de uno con el síntoma del otro. Si el núcleo del síntoma es la satisfacción pulsional, y el objeto está en el Otro, entonces, hay que pasar forzosamente por la estructura del Otro para encontrar el complemento de goce que hace falta; ahí se produce la castración. Esta última es la que asegura que el goce pulsional, en tanto solitario, se recupere en el Otro, encontrando así un partenaire. La castración produce y acota el goce realizando la solución de compromiso entre amante y amado.